Camina

Los concursos de dibujo infantil. ¿Un freno para la creatividad y la autoestima?

¿Os habéis preguntado por qué a casi todos los niños les gusta dibujar pero, por contra, son muy pocos los adultos que manifiestan que les guste abiertamente?

El dibujo es una preciosa fuente de expresión. Gracias a él, los niños y niñas pueden manifestar todo aquello que no son capaces de expresar con palabras. Son muy interesantes las interpretaciones de los dibujos que, como psicólogo, se pueden hacer. Basadas en técnicas proyectivas, preguntar mientrar el proceso expresivo del dibujo se desarrolla es la mejor fuente de información para obtener señales de posibles diagnósticos.

Pero dejemos la parte más profesional y vayamos a la más humana. Cuando hacía formación del profesorado, cuando en un pequeño grupo la tarea requería hacer un dibujo siempre ocurría lo mismo: ‘yo no, que dibujo muy mal’. La disputa se centraba en ver quien era el que dibujaba peor y librarse de esa evaluación grupal. ‘Que dibuje otro, así me libro’. Seguro que, si lo pensáis, habreis vivido muchas situaciones como esa. ¿Por qué?

Cuando un niño o niña hace un dibujo y os lo enseña, ¿qué le decís? Normalmente: ‘muy bien’ o ‘qué bonito’, ‘pinta esa parte’, ‘no te has salido de la línea, muy bien!’, etcétera. En definitiva, estamos juzgando el producto. Consentimos y aprobamos. Aprenden que el dibujo se debe valorar por su resultado y nos olvidamos que, lo mejor de esta forma de expresión, es lo que sucede durante su proceso. Emociones, sentimientos, reflexiones,…

Cuando un niño o niña os muestre un dibujo, provad de preguntar: ¿te ha gustado dibujarlo?, ¿cómo te has sentido haciéndolo?, ¿por qué utilizaste estos colores?, ¿qué está pasando?, ¿qué pasó antes?, ¿qué crees que pasará después?,… y centrándonos en el proceso: ‘¿dibujamos juntos? ¡Me haría mucha ilusión!’ No hay nada más placentero que dibujar con los niños y niñas. No importa su edad. Nos recuerda lo bonito que es ese proceso artístico,… terapéutico.

Pues ya lo sabéis. Dibujad, dibujad y dibujad. No importa el resultado. Disfrutad del proceso y del placer que significa expresar gráficamente, viviendo el aquí y el ahora, como si de una meditación fuera.

Dibujos de mis hijos Aleix y Marc, mayo de 2018, fruto del inicio de esta reflexión (Festa de les Escoles de Cardedeu)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .