Camina

Una buena manera de acabar un curso

IMG_0641-001
Laboratorio de ciencias. Fotografia de Pere París (1984) De izquierda a derecha: Miguel Soler, Lluís Trias, Àlex Letosa.

Ahora que llegamos a final de curso, siempre nos planteamos como podemos finalizarlo. Después de diez meses de clases con un grupo de alumnos y alumnas os puedo compartir una actividad que me encanta y que creo que podéis utilizar. Para ello es muy importante que hayas podido mantener durante tus clases una mirada sincera y aplicando la API (Aceptación Positiva Incondicional), de la cual ya os hablaré otro día.

Os contaré un ejemplo como sesión final de la materia Educación Emocional y Mediación, en primero de la ESO. Me encanta realizar esta sesión porque es muy emotiva, positiva, reflexiva,… ¡y humana!

PARTE 1: Deambular por el aula y elogiar a compañeros y compañeras.

La sesión consiste en que toda la clase deambule por el aula caminando de un lado para otro. A la señal del profesor toda la clase se detiene y busca contacto ocular con un compañero o compañera de clase. Cuando las miradas coincidan, se deben emparejar y decirse mútuamente un aspecto del otro que se admira o que agrada. Una vez hecho esto se vuelve a caminar por el aula.

Esta misma actividad se repite cuatro o cinco veces, para poder dar y recibir elogios de y para varios compañeros y compañeras.

Se pueden añadir variantes. Asignar números para cambiar el sentido de la marcha, girar a la izquierda o a la derecha, caminar marcha atrás, etcétera.

PARTE 2: Reflexionar sobre los elogios recibidos (autoestima).

Después de la primera parte, nos sentamos en posición de cuatro con las manos sobre las piernas. Con una postura de dignidad, como si un hilo nos estirara la columna vertebral. Ponemos música relajante (yo opto por Enya) y, de manera calmada, pedimos que reflexionen sobre diferentes preguntas:

¿Qué elogios has recibido que han llamado tu atención?

¿Crees que esos elogios te caracterizan?

¿Cómo te has sentido cuando te los han dicho?

¿Cómo crees que se ha sentido la persona que te ha elogiado?

¿Alguien más te ha dicho ese elogio en otras circunstancias?

Es muy importante que todos los alumnos puedan respetar tener los ojos cerrados, en situación de meditación guiada, para poder centrarse en las preguntas. Preguntas que haremos de manera pausada, tranquila y con tiempo suficiente entre pregunta y pregunta.

PARTE 3: Reflexionar sobre los elogios comunicados (empatía)

La dinámica es la misma que en la parte 2, pero centrando la pregunta en los elogios que hemos hecho llegar a los compañeros y compañeras:

¿Qué elogios has comunicado que te han llamado la atención?

¿Te ha costado encontrar elogios en los demás o te ha sido fácil?

¿Cómo te has sentido al comunicarlos?

¿Cómo crees que se ha sentido la persona que los ha recibido?

PARTE 4: Puesta en común voluntaria (sistema)

Después de meditar y reflexionar sobre las preguntas podemos preguntar a la clase si alguien quiere compartir los elogios recibidos y/o comunicados. A medida que nos los van diciendo los vamos escribiendo en la pizarra de manera estratégica. Después veréis la estrategia. Vamos recogiendo los diferentes testimonios hasta tener nuestro objetivo gráfico más o menos completo. Se trata de ir dibujando un corazón en la pizarra con las palabras comunicadas.

PARTE 5: Cierre y despedida (ritual)

Una vez completada la pizarra se les pide al grupo si saben identificar que aparece en la pizarra con sus elogios. Seguramente que muchos alzaran la voz: ¡¡¡¡”un corazón”, “un corazón”, “un corazón”!!! En ese momento podemos aprovechar para decir:

“En este corazón aparecen todas las cosas positivas que habéis aprendido a ver en los demás, y también las cosas positivas que los demás han aprendido a ver en vosotros y vosotras durante este curso. Y así es como estas palabras se han convertido en un gran corazón [dibujar el corazón con las palabras dentro] que siempre llevareis con vosotros y también…. yo lo llevaré dentro del mío”.

Al acabar las sesiones varios alumnos y alumnas han venido a darme un abrazo entre emociones y algún que otro llanto. Emociones compartidas. Eso es un regalo que siempre llevarás contigo. Haber podido formar una pequeña parte del crecimiento de sus vidas. ¡Espero que os pueda ser útil!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .